Primitiva resultados hoy sábado: los números ganadores

Primitiva es uno de los sorteos que suele repartir mayor número de premios durante la semana. En el sorteo del sábado 1 de julio sucedió lo habitual: se repartieron grandes fortunas. No hubo ganadores de Clase Especial (6 clics + R), por lo que la cantidad correspondiente para inflar el bote se destina al siguiente sorteo o el día en que un ganador de Clase Especial 1 puede ganar 38.500.000€

En la primera categoría (6 resultados), los dos ganadores reciben 648.400,96 € gracias a sus aciertos. Los billetes correctos se validan en la Administración de Loterías nº 2 de Sant Carles de la Rapita (Tarragona), sita en San Isidro, 33.

También en la segunda categoría (5 visualizaciones + C) dos afortunados ganaron este sábado 105.146,10 €. Los dos billetes seleccionados fueron validados en la Oficina de Recepción nº 6.405 de Fontiveros (Ávila) y en la nº 87.095 de Pontevedra.

Consulte los números ganadores del sorteo de Primitiva del sábado:

11 13 27 33 40 48

Suplementario: 18

Re: 3

símbolo de ganar Al Joker: 046 8420

Este es el documento que contiene todos los números ganadores del sorteo del sábado:

Su navegador no admite marcos en línea

Consulta aquí el documento con todos los números ganadores del sábado

¿Cómo ha cambiado la vida de los ganadores?

Una ganadora quiere demandar a la lotería por arruinar su vida

Jane Park ganó el Euromillones a los 17 años. Ahora, cuatro años después, reveló que lo que pensó que mejoraría su vida ha logrado lo contrario. De hecho, quiere demandar a la lotería por “arruinar” su vida.

La joven tuvo la suerte de llevarse el premio con el primer boleto que compró. La cifra con la que se hizo fue exactamente 1.175.000 euros. Según contó en una entrevista al diario Mirror, el premio le hizo perder la cabeza y derrochó el dinero en ropa, coches y operaciones estéticas.

Ahora, admite que hubiera preferido no ganar el título de Euromillones porque su vida sería “más fácil”. Según admitió, a pesar de que tiene mucho dinero, su vida está “vacía” y le resulta muy difícil encontrar una pareja que no solo se preocupe por su dinero.

Siempre jugaron los mismos números y perdieron el único día que no apostaron

La historia de Rachel Kennedy y Liam McCrohan es una de desgracias. La pareja inglesa estuvo cerca de ganar 182 millones de euros. Los jóvenes estudiantes siempre han participado en el sorteo de Euromillones, además, siempre apuestan a los mismos números. No fallaron ningún día, de hecho, tenían una plataforma configurada desde la que podían comprar boletos automáticamente cada semana.

Sin embargo, no lo hicieron un viernes porque su cuenta bancaria estaba sin fondos. “No pensamos que saldrían”, le dijeron al medio británico The Sun.

Ellos estaban equivocados. Cuando revisaron la aplicación, recibieron una notificación de los números con los que siempre estaban jugando, que estaban configurados. Y vieron que eran ellos los que ganaban el mayor premio. Así, se les negaron 182 millones de euros, que es la cifra exacta del bote.

Gana más de 5 millones de euros y descúbrelo en el pub

Rufino se convirtió en el vecino más popular del pequeño pueblo de Valengo en Jerez tras ganar el Gordo de la Primitiva. Se realizó por importe de 5 millones cuatrocientos mil euros. Lo más curioso es cómo se enteró de que era millonario: en un bar, por casualidad. Ruffino tomaba café en el bar de siempre. Entre los clientes surgió la conversación de que alguien de la ciudad se había ganado un Gordo de la Primitiva. El mesero del lugar se ofreció a revisar el boleto de Rufino: “El gordo eres tú”. De ahí la incredulidad general. Nadie en el bar la creyó, ni siquiera el propio ganador. Rufino tuvo un accidente en su empresa que le costó tres dedos de una mano y lo dejó sin poder trabajar.

Ruth, la millonaria que nunca dejó de trabajar

Ruth Breen, de 39 años, ganó el EuroMillones cuando atravesaba un mal período financiero. La británica, matrona de profesión con una hija pequeña, vio cambiar su suerte al ganar la lotería.

Sin embargo, tenía muy claro que no quería cambiar el rumbo de su vida. Continuó trabajando y utilizó el dinero para que su hija asistiera a una buena escuela, para ayudar a su hermano a comprar una casa y para pagar el seguro de sus padres.

Leave a Comment